Categorías
Sin categoría

Celebran un concierto ante casi 3.000 personas sin mascarillas ni distanciamiento de ningún tipo

En pleno repunte de contagios por Covid-19 en Estados Unidos y con la Organización Mundial de la Salud alertando de que la pandemia, lejos de mitigarse, se está acelerando precisamente por su descontrol en el continente americano, el Estado de Tennessee acogió un concierto que supuso una potencial bomba de relojería para un incremento aún mayor de los casos.

Fue el cantautor de country y personalidad televisiva Chase Rice quien actuó el pasado 27 de junio en una antigua prisión reconvertida en recinto para eventos ante unos 2800 asistentes, según fuentes presentes, que aparecen en las imágenes apelotonados y sin mascarillas. Aunque el lugar tiene capacidad para 10.000 asistentes, el aforo se limitó al 40%, lo cual no fue suficiente para garantizar la seguridad sanitaria ante el comportamiento del grueso de los presentes. Afortunadamente, el concierto tuvo lugar al aire libre, lo que, según los estudios, reduce las posibilidades de contagio.

Se da la circunstancia de que el estado de Tennessee registró su mayor tasa de contagios el 26 de junio. Un total de 1.140 personas fueron diagnosticadas de Covid-19 en un estado de poco más de seis millones y medio de habitantes.

“Personalmente, solo he visto una persona portando mascarilla todo el día, y era un vendedor de merchandising”, declaró una fuente presente en el lugar a Variety, la misma que informó de que la concurrencia era mucho mayor de la que el equipo del artista informaba, por debajo de mil personas.

Chase Rice no parecía muy consciente del peligro que entrañó su concierto y publicó una serie de Stories en su Instagram consistentes en un vídeo de sus seguidores en el concierto y un escueto “Estamos de vuelta” junto a un emoticono con gafas de sol.

Más tarde, y tras el aluvión de críticas, el cantautor publicó un vídeo en su misma cuenta de Instagram diciendo que es consciente de la controversia generada y de «las diferentes opiniones que hay» en torno a la Covid-19. En ese mensaje, en el que no aclara demasiado al respecto de lo ocurrido en su anterior actuación, destaca que los fans son lo más importante para él, les invita a acudir a su próximo show en Kentuky en un autocine (con lo que se mantendrán en sus vehículos) y a seguir las indicaciones vigentes contra la expansión del virus.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CHASE RICE (@chaserice) el

A fecha de hoy, la Unión Europea anunciará el veto de entrada a turistas desde la mayoría de países de fuera del Espacio Schengen, incluido Estados Unidos, por su grave situación epidemiológica.

En lo que a nuestro país respecta, Obús anunció recientemente un concierto solidario en la Sala La Riviera de Madrid en agosto con todas las medidas de seguridad, al igual que Loquillo, que actuará el próximo viernes 3 de junio en el Wizink Center de la capital, ambos casos con fines solidarios. Ya hemos vivido conciertos de Medina Azahara, en Córdoba, y Rulo y la Contrabanda, en Santander. Todos siempre con un escrupuloso respecto a las restricciones de aforo y a las medidas de protección frente al coronavirus.

La entrada Celebran un concierto ante casi 3.000 personas sin mascarillas ni distanciamiento de ningún tipo se publicó primero en MariskalRock.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *